La micro pigmentación capilar es una excelente solución al aspecto de una cabeza sin pelo. Ofrece importantes ventajas, como que no deja cicatrices o que el resultado es natural al 100%. A pesar de dichas ventajas, no es tan conocida como otras opciones que van desde los trasplantes, hasta la ingesta de hormonas y suplementos.

Por ello, en EDM Capilar os queremos hablar sobre lo que viene después de un tratamiento. Vamos a centrarnos en los cuidados que se deben hacer para un cuero cabelludo sano y que el tratamiento no se disipe y se mantenga con un aspecto natural durante muchos años.

En general, tras la micro pigmentación capilar, se puede hacer vida normal, aunque se deben esperar unos días a que todo se asiente. Por tanto, en las primeras tres semanas después del tratamiento, se debe evitar el sol. Justo tras el tratamiento, la piel está mucho más sensible y, al igual que los tatuajes, el resultado puede sufrir con el sol.

Al igual que otros tipos de tratamientos, afecta a las capas externas de la piel. Se necesita un período para que dichas capas se regeneren completamente tras el tratamiento, por ello, si nos exponemos a la luz solar, la piel puede sufrir y generar manchas.

Tras estas tres semanas, se puede salir a la calle con normalidad pero, por supuesto, siguiendo una serie de consejos que todos deberíamos seguir.

Lo mejor es evitar las horas del medio día, puesto que son horas en las que tomar el sol puede ser dañino para la piel. Si no queda más remedio, es recomendable utilizar un sombrero para protegerse la cabeza.

Aunque se utilice protección física para la cabeza, es recomendable aplicar protección solar en el cuero cabelludo. Respecto al protector solar, debemos evitarlo los primeros cuatro días justo después del tratamiento. Recordemos que durante los primeras 28 días desde la última sesión lo suyo sería quedarse en cada y evitar el sol.

A la hora de elegir, recomendamos una protección mínima del 30, pero si es posible, sería mejor aplicar una del 50. Hay que tener en cuenta que la cabeza está más expuesta y de una forma más directa que el resto de las partes del cuerpo.

El mejor consejo que podemos dar para proteger tu tratamiento de micro pigmentación capilar de la luz solar, es que escuches las recomendaciones de Virginia Llorente, la persona encargada de realizar el estudio de cada paciente y su tratamiento de micro pigmentación. Ella mejor que nadie sabrá el tipo de piel que tiene cada paciente y los cuidados que se deben seguir durante los momentos posteriores.

En un período de 28 días, tras la última sesión, descubrirás que has optado por uno de los tratamientos más cómodos y estables en el largo plazo. Si lo cuidas, por lo general no necesitarás repasar tu micro pigmentación hasta pasados 2-3 años. En algunos casos, los retoques se van alargando en el tiempo, siempre y cuando se cuide bien el tratamiento.

Abrir chat