La micropigmentación capilar es una técnica estética que consiste en aplicar pigmentos bajo la piel del cuero cabelludo en las zonas frontal y parietal, para dar solución permanente a los problemas de alopecias, calvicie y camuflaje de cicatrices. Es un tratamiento también complementario a las intervenciones por trasplantes e injertos capilares.

Es indolora y no invasiva. Se aplica el pigmento en la epidermis de la piel con unos finos aplicadores. Su cicatrización es muy rápida y no son necesarios procesos quirúrgicos ni hospitalización. Son necesarias de 3 a 4 sesiones para completar el tratamiento. Una vez cada 2 o 3 años se debe realizar revisión y mantenimiento del proceso.

 

¿Para quién está indicada?

La micropigmentación capilar está dirigida a personas que padecen de todo tipo de alopecias, calvicie o cicatrices. La gran mayoría de personas conoce el término de calvicie, cuyo significado implica la pérdida de cabello, aunque la forma más correcta de denominarlo es “alopecia”.

Aunque es cierto que puede afectar a mayor número de varones que de mujeres, se trata de una enfermedad que afecta a ambos géneros, provocando graves cambios en la autoestima e inseguridad en una persona. Cuando la caída de cabello supera los 100 cabellos al día ya se puede hablar de alopecia ya que cada uno de nosotros perdemos entre 50 y 90 cabellos al día.

 

¿Qué tipos de alopecias existen?

Existen hasta tipos de alopecia, que son: Androgenética, Areata, Fibrosante, Difusa, Cicatricial y Universal.

La alopecia androgénica, también llamada calvicie común, es la más frecuente. Este tipo de calvicie se suele presentar a partir de los 50 años. En torno al 50% de los varones y al 10% en el caso de las mujeres la padecen. El origen es genético principalmente, aunque también cabe la posibilidad de ser hormonal. Este origen genético se atribuía a la genética materna, sin embargo, se ha demostrado que es impredecible, ya que los genes no se heredan en proporciones exactas y son una combinación de diferentes familiares, es decir, una herencia poligénica. En el caso del componente hormonal se produce un fenómeno en el cual las hormonas masculinas o andrógenos actúan sobre los folículos pilosos predispuestos genéticamente a la afección, provocando, progresivamente, una atrofia de los mismos hasta la desaparición completa del cabello. En el caso femenino, la pérdida de cabello es difusa ya que no llega a perderse todo el cabello y no existen las denominadas ‘entradas’

La alopecia areata es el segundo tipo de alopecia más común. Se trata de un tipo de caída que se origina parcialmente en forma de parches, aunque puede extenderse al total del cuero cabelludo o, incluso, al resto del cuerpo. Lo normal es que este tipo de alopecia desaparezca y vuelva a crecer el cabello, pudiendo volver a aparecer estos parches en una futura recaída.  Es una afección que suele estar relacionada, además del componente genético, a enfermedades autoinmunes como la celiaquía, la diabetes o la artritis.

La alopecia fibrosante, más conocida como alopecia frontal suele afectar a mayor número de mujeres que de hombres. Este tipo de alopecia plantea muchas incógnitas y sus causas son aún bastante desconocidas. Lo que sí se sabe es que puede estar relacionada con la menopausia. La alopecia fibrosante afecta, principalmente, a la zona del inicio frontal del cabello creciendo éste cada vez más atrás.

La alopecia difusa es un tipo de caída reversible. Puede ser más o menos intensa spero corresponde a una porción del cuero cabelludo donde desaparece el pelo.

La alopecia cicatricial, como su propio nombre indica, pertenece a aquel tipo de caída o desaparición de cabello producida por una cicatriz. En este caso, debido a una herida se ha producido una destrucción de los folículos pilosos que impide la nueva aparición de pelo en la zona.

La alopecia universal, produce una calvicie debido a una enfermedad autoinmune que ‘ataca’ a los folículos pilosos impidiendo que pueda generarse cabello. En este tipo de alopecia los anticuerpos del paciente agreden al folículo piloso eliminándolo por completo. Este tipo de alopecia pertenece al grupo de la alopecia areata solo que de una forma más agresiva.

Desde EDM Capilar contamos con una misión, y es proporcionar al paciente un servicio especializado y personalizado, de acuerdo con las mejores prácticas asociadas a cada uno de los tratamientos médicos y procedimientos clínicos que ofrecemos.

La micropigmentación capilar es una técnica estética que consiste en aplicar pigmentos bajo la piel del cuero cabelludo en las zonas frontal y parietal, para dar solución permanente a los problemas de alopecias, calvicie y camuflaje de cicatrices. Es un tratamiento también complementario a las intervenciones por trasplantes e injertos capilares.

Es indolora y no invasiva. Se aplica el pigmento en la epidermis de la piel con unos finos aplicadores. Su cicatrización es muy rápida y no son necesarios procesos quirúrgicos ni hospitalización. Son necesarias de 3 a 4 sesiones para completar el tratamiento. Una vez cada 2 o 3 años se debe realizar revisión y mantenimiento del proceso.

 

¿Para quién está indicada?

La micropigmentación capilar está dirigida a personas que padecen de todo tipo de alopecias, calvicie o cicatrices. La gran mayoría de personas conoce el término de calvicie, cuyo significado implica la pérdida de cabello, aunque la forma más correcta de denominarlo es “alopecia”.

Aunque es cierto que puede afectar a mayor número de varones que de mujeres, se trata de una enfermedad que afecta a ambos géneros, provocando graves cambios en la autoestima e inseguridad en una persona. Cuando la caída de cabello supera los 100 cabellos al día ya se puede hablar de alopecia ya que cada uno de nosotros perdemos entre 50 y 90 cabellos al día.

 

¿Qué tipos de alopecias existen?

Existen hasta 6 tipos de alopecia, que son: Androgenética, Areata, Fibrosante, Difusa, Cicatricial y Universal.

La alopecia androgénica, también llamada calvicie común, es la más frecuente. Este tipo de calvicie se suele presentar a partir de los 50 años. En torno al 50% de los varones y al 10% en el caso de las mujeres la padecen. El origen es genético principalmente, aunque también cabe la posibilidad de ser hormonal. Este origen genético se atribuía a la genética materna, sin embargo, se ha demostrado que es impredecible, ya que los genes no se heredan en proporciones exactas y son una combinación de diferentes familiares, es decir, una herencia poligénica. En el caso del componente hormonal se produce un fenómeno en el cual las hormonas masculinas o andrógenos actúan sobre los folículos pilosos predispuestos genéticamente a la afección, provocando, progresivamente, una atrofia de los mismos hasta la desaparición completa del cabello. En el caso femenino, la pérdida de cabello es difusa ya que no llega a perderse todo el cabello y no existen las denominadas ‘entradas’.

La alopecia areata es el segundo tipo de alopecia más común. Se trata de un tipo de caída que se origina parcialmente en forma de parches, aunque puede extenderse al total del cuero cabelludo o, incluso, al resto del cuerpo. Lo normal es que este tipo de alopecia desaparezca y vuelva a crecer el cabello, pudiendo volver a aparecer estos parches en una futura recaída.  Es una afección que suele estar relacionada, además del componente genético, a enfermedades autoinmunes como la celiaquía, la diabetes o la artritis.

La alopecia fibrosante, más conocida como alopecia frontal suele afectar a mayor número de mujeres que de hombres. Este tipo de alopecia plantea muchas incógnitas y sus causas son aún bastante desconocidas. Lo que sí se sabe es que puede estar relacionada con la menopausia. La alopecia fibrosante afecta, principalmente, a la zona del inicio frontal del cabello creciendo éste cada vez más atrás

La alopecia difusa es un tipo de caída reversible. Puede ser más o menos intensa spero corresponde a una porción del cuero cabelludo donde desaparece el pelo.

La alopecia cicatricial, como su propio nombre indica, pertenece a aquel tipo de caída o desaparición de cabello producida por una cicatriz. En este caso, debido a una herida se ha producido una destrucción de los folículos pilosos que impide la nueva aparición de pelo en la zona.

La alopecia universal, produce una calvicie debido a una enfermedad autoinmune que ‘ataca’ a los folículos pilosos impidiendo que pueda generarse cabello. En este tipo de alopecia los anticuerpos del paciente agreden al folículo piloso eliminándolo por completo. Este tipo de alopecia pertenece al grupo de la alopecia areata solo que de una forma más agresiva.

Desde EDM Capilar contamos con una misión, y es proporcionar al paciente un servicio especializado y personalizado, de acuerdo con las mejores prácticas asociadas a cada uno de los tratamientos médicos y procedimientos clínicos que ofrecemos.

Abrir chat